Programada

La vigilancia programada es un procedimiento a través de la cual se obtiene información sobre la presencia de un OVM liberado al ambiente en un área determinada, durante un período de tiempo definido, que será establecido e implementado por las entidades responsables.
calendario

Para ello, el MINAM coordinará con las Entidades Responsables de la Vigilancia sus planes anuales de intervenciones regionales sobre los cultivos y crianzas priorizados por cada una de ellos, con el propósito de lograr una detección oportuna de la presencia de un determinado OVM liberado al ambiente, así como la aplicación de medidas correspondientes que permitan evitar potenciales efectos adversos sobre la diversidad biológica y el ambiente; identificando las especies vegetales, animales (incluidos los acuícolas) y/o taxas inferiores afectados, la distribución geográfica, momento oportuno de la vigilancia, y la metodología de muestreo y diagnósticos más adecuados, conforme a la normativa establecida por el MINAM.

La selección de los lugares adecuados para la vigilancia programada, entre otros, se puede determinar por:

‐ Informes previos acerca de eventos de OVM desarrollados en una determinada especie.
‐ Origen y procedencia de la semilla del cultivo.
‐ Distribución del cultivo y específicamente de sus áreas de producción comercial.
‐ Los centros de reproducción natural y artificial.
‐ Los centros de crianza en su hábitat natural (nativo).
‐ Los centros de exposición en lugares de cautiverio.
‐ Si puede producirse flujo de genes a otras especies relacionadas a la especie del cultivo.

Para mayor información puedes revisar los siguientes enlaces: