Centros de conservación

Los componentes de la diversidad biológica cuya conservación y uso sostenible establece el Convenio sobre la Diversidad Biológica son los genes, especies y ecosistemas, y cada uno de ellos tiene sus particularidades para la conservación. Los recursos genéticos vegetales se conservan en parques, jardines botánicos, bancos de germoplasma, etc., en tanto que los recursos genéticos animales se conservan en modalidades como los acuarios, zoológicos, áreas protegidas, entre otros.

Los países tienen dos grandes momentos al reconocer la presencia de la diversidad biológica: la presencia histórica, que se encuentra en museos, herbarios, bancos de germoplasma, y la presencia actual que se encuentra en manos de las poblaciones de agricultores, comunidades campesinas y nativas.